Enfermedades Profesionales

Enfermedad ProfesionalSe entiende por enfermedades profesionales la causada directamente por el ejercicio de una profesión o el trabajo realizado por una persona y que le produzca incapacidad o muerte.
El el D.S. Nº109 que contiene y aprueba el Reglamento para la Calificación y Evaluación de los Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, enumera las enfermedades que deberán considerarse como profesionales, considerando los agentes específicos que entrañan el riesgo de enfermedades profesionales. La ley otorga la posibilidad de someter a consideración el carácter profesional de una enfermedad, aunque no se encuentre enumerada en este Reglamento, siempre que se haya contraído como consecuencia directa de la profesión o del trabajo realizado.
Existen una serie de fundamentos patológicos, epidemiológicos y médicos legales que permiten atribuir a un agente determinado la existencia de algunas enfermedades que son más frecuentes en algunos grupos ocupacionales que en otros, o que en la población en general. Se trata de estudios rigurosos, basados en análisis estadísticos que demuestran la asociación entre el trabajo y la patología, y que permiten incorporar una patología a la lista de enfermedades profesionales.
Por ejemplo, el reconocimiento de la infección con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) como enfermedad profesional para los trabajadores de la salud, se funda en la necesidad de conferir una protección especial a ellos, dado que se ha podido demostrar casos de contagio en esos trabajadores, no existiendo otros factores de riesgo, y por efecto del trato con pacientes infectados.
Las características de la ocupación, las condiciones de trabajo, las características clínicas de la enfermedad, el nivel de frecuencia asociado al agente y a la enfermedad, permiten la demostración del establecimiento en la tabla de las enfermedades profesionales.
Por otra parte, la existencia de un listado de enfermedades profesionales, responde a la voluntad de restringir el reconocimiento de ellas sólo a las que cumplen determinadas condiciones, que a priori han ido evaluadas para ese efecto. Asimismo, de esta forma se garantiza el otorgamiento automático de las prestaciones para aquellas enfermedades que aparecen el listado de enfermedades profesionales.
De todas maneras, la lista de agentes se hace en base a las recomendaciones propuestas por la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T.) publicadas en el “Repertorio de recomendaciones prácticas sobre el registro y la notificación de los accidentes del trabajo y enfermedades profesionales”